Alcohol en vuelo: Pasajeros y Tripulación

Siempre se ha escuchado que el alcohol afecta de manera diferente en vuelo y en tierra. Además, muchos han tenido curiosidad por comprobarlo en su propio cuerpo. Hace unos meses veíamos también como un personaje famoso hacía dar la vuelta a un vuelo al haber ingerido demasiado alcohol.
Ya hemos hablado de las restricciones de esta sustancia en el equipaje de mano, a continuación os voy a explicar los efectos del alcohol en vuelo y como actuar ante pasajeros que lo han consumido.
Lo primero que me gustaría decir es que todo lo relacionado con el alcohol está muy vigilado en la aviación, desde sus propios tripulantes hasta el consumo por parte de los viajeros. Resulta evidente que el personal de vuelo puede poner en peligro éste si toma alcohol, pero no parece tan evidente cuando es un pasajero el consumidor pero, dependiendo de su grado de intoxicación, es posible que alguna de sus actuaciones haga peligrar la seguridad.
Es por esto, que se controla la ingesta también en pasajeros, y no se suele permitir que éstos se sirvan de botellas propias, ya que así sería difícil saber la cantidad exacta que está consumiendo, y cuando invitarle a parar. Además, si este pasajero sufre una intoxicación etílica, seríamos imprecisos a la hora de aportar indicaciones a los servicios médicos.
¿Cómo afecta el alcohol en vuelo y a qué es debido?
Podemos afirmar que el consumo de una copa de alcohol en vuelo, equivale al de tres copas en tierra .
Esto es debido a las condiciones atmosféricas especiales que tienen lugar a bordo de un avión. Los cambios de presión del aire, cansancio del vuelo y, especialmente, la deshidratación causan que el alcohol sea más potente que lo usual, ya que al haber menos agua y oxígeno en la sangre la concentración de alcohol será más alta, conduciendo a una rápida intoxicación.
El problema no es sólo el que puede causar una borrachera, sino que tiene otros efectos asociados que ponen en peligro la salud. Entre los más peligrosos, se encuentra el ser una de las causas que provocan el “Síndrome de la clase turista” o Trombosis venosa profunda.
¿Cómo detectar y tratar a un pasajero ebrio?
Durante el embarque del pasaje en el avión, la tripulación debe observar si algún pasajero tiene síntomas de haber ingerido alcohol. Si es así, hay que comunicarlo inmediatamente al comandante, para tomar las medidas necesarias al respecto que pueden suponer, incluso, la negación de embarque.
No obstante, la difcultad radica en la actuación hacia el pasajero en pleno vuelo.
Hay que diferenciar el estado de embriaguez en tres niveles distintos, con medidas diferentes por parte de la tripulación hacia el pasajero:
-Primer nivel: (“con una copa de más”). El pasajero está eufórico, alegre, sonrojado, huele a alcohol, tiene los ojos brillantes, un poco de inestabilidad, … Lo único que podemos hacer es no darle más alcohol.
-Segundo nivel: (“borrachera moderada”). La persona tiene problemas de equilibrio, se vuelve irritable, agresivo, grosero, suele bajar el control de esfínter, tiene sed, puede tener náuseas y vómitos. En este caso, no darle alcohol, no darle de comer (vomitaría), y darle un estimulante, como café concentrado con mucho azúcar o refresco de cola. No darle un tranquilizante bajo ningún concepto, ya que podría llegar al coma debido al efecto depresivo del alcohol. Una medida bastante efectiva es provocarle el vómito, pero nunca si está inconsciente. Sentarle, que respire bien y vigilarle. No deben emplearse duchas de agua fría ya que podrían provocarle un shock. Una vez ha vomitado, se le ofrece una bebida estimulante con azúcar y, cuando lo desee, puede comer.
-Tercer nivel: (“borrachera severa”). No se tiene en pie, delira, tiene la piel blanca y fría (empieza el efecto depresivo). Respira cada vez más despacio y está entrando en coma. Puede producirse un paro respiratorio, convulsiones y muerte. Se le pone tumbado boca arriba, piernas levantadas y se le tapa con una manta. Cabeza ladeada, control pulso carotídeo y, si se produjera la parada respiratoria, iniciar la reanimación.
¿Puede tomar alcohol la tripulación?
Como regla general el consumo de alcohol no está permitido.
No se consumirá alcohol durante las 8 horas precedentes al vuelo o inicio de imaginaria (guardia), aunque se recomienda que dicho periodo se extienda a 24 horas.
No está permitido el consumo de acohol durante el vuelo o estando de imaginaria.
Para no producir una mala impresión en el pasaje, no se servirán bebidas alcohólicas en la cabina de mando, aunque vayan destinadas a personas ajenas a la tripulación que pudiesen encontrarse en la cabina.
Es obvio que la vida privada del tripulante es de su exclusiva competencia, no obstante y debido a la imagen pública que su cargo conlleva, su conducta ante personas que conocen su profesión debe estar presidida por la seriedad y rectitud. Por consiguiente, ningún tripulante debería consumir bebidas alcohólicas en exceso o de un modo tal que su condición física quede notoriamente disminuida.
La continua exposición de la tripulación a las condiciones de la altitud, hace que sus efectos permanezcan más tiempo en el organismo, con lo que tenemos que prestar especial atención a nuestros síntomas.
Como curiosidad, comentar que se dice que “una azafata que viene de volar es una cita muy barata”, ya que no necesita mucha cantidad de alcohol para empezar a notar sus efectos.

3 pasajeros llamaron al timbre en “Alcohol en vuelo: Pasajeros y Tripulación

  1. Anonymous on 10 noviembre, 2010 at 03:56 said:

    Hola Jovenes,

    Hace unos dias estuve viajando de Las Vegas a Nueva York, es un vuelo de unas 4 horas y 50 minutos aproximadamente. Fue en la tarde y aterrizamos en NY aproximadamente a las 12 de la medianoche, Inmediatamente salimos del avion fuimos a un restaurante comimos muy bien y pesado y tomamos uan copa luego tomamos unas 4 copas de wisky mas hasta a las 6 de la manana mas o menos. Normalmente eso es lo que tomo nunca me excedo para no sentirme ebrio, con esta cantidad en circunstancias normales me siento "alegre" pero nunca ebrio. Otro factor que habia en la ciudad era una temperatura de unos 5 grados celcius (41 F), lo explico por si esto sirve para tomarlo en cuenta. Lo que sucedio fue una borrachera que sentia que me iba a morir, vomite en todas las esquinas repetidamente y todavia casi dos horas despues aun me sentia con aritmia cardiaca y dificutad para respirar. Mi pregunta es la siguiente: Esto tuvo algo que ver con el estress del vuelo, siempre he sabido que tomar un copa en vuelo equivale a tres… pero no sabia que fuera del avion se podria sentir el mismo efecto. jejeje, espero su respuesta y les agradezco de antemano.

    Saludos,
    H

  2. Anonymous on 13 noviembre, 2011 at 15:13 said:

    Esto del alcohol en los vuelos es una hipocresía por parte de las compañías: igual que no se permite fumar se debe prohibir servir bebidas alcohólicas. En un vuelo Madrid a Gran Canaria con mi familia tuvimos que soportar a un inglés borracho que nos hizo el vuelo una tortura. Las azafatas ignoraron nuestras protestas y siguieron sirviéndole bebidas durante el vuelo de Air Europa. Resultado: el tipo ignoró las órdenes del personal y cuando aterrizamos él lo hizo con el respaldo inclinado y sin cinturón.

  3. Pingback: Cómo mantenerse saludable durante el viaje de vacaciones | Blog ZocDoc México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation